Perfil Corporativo

Perfil Corporativo

EPI, Environmental Technologies Inc. (“EPI”) y sus subsidiarias se establecieron a partir del año 1991. EPI ha desarrollado la tecnología oxo-biodegradable con miras a superar una de las características negativas de los plásticos, i.e. su permanencia en el medio ambiente y la acumulación de los desperdicios en nuestra sociedad. EPI concesiona esta tecnología y provee los aditivos oxo-biodegradables para ser incorporados a los productos plásticos durante su manufactura.

EPI descubrió este interesante e importante desarrollo poco tiempo después de haber sido fundada. Sin embargo, le tomó varios años desarrollarla, superando muchos contratiempos, para poder aplicarla a una gran variedad de productos plásticos. El primer desarrollo, “Enviro™ Cover”, se hizo para ser empleadas en rellenos sanitarios. Posteriormente EPI expandió este desarrollo a diferentes productos plásticos desechables. Desarrollo una serie de productos tales como bolsas para compras y para basura, películas agrícolas y productos para el manejo de desperdicios. EPI suministra tecnología y know-how, de todos sus aditivos TDPA™ , a las compañías que producen los diferentes productos plásticos.

EPI ha desarrollado una gran variedad aditivos plásticos TDPA™ para la fabricación de productos destinados al empaque de alimentos, cumpliendo con todos los requisitos del Food and Drug Administration (FDA) de los EE.UU. , del European Food Safety Authority (EFSA) y del Canadian Food Inspection Agency (CFIA). EPI suministra aditivos de grado agrícola para aplicaciones en la agricultura, en las cuales la película plástica se diseña para degradarse, y eventualmente biodegradarse en el campo, después de su utilización. Las películas que incorporan aditivos TDPA™ son, generalmente, abandonadas en el campo, ahorrándole al agricultor el trabajo necesario para retirarlas de los cultivos.

EPI ha continuado expandiendo su tecnología de oxo-biodegradación llevándola hasta más de 150 aplicaciones. Los aditivos oxo-biodegradables TDPA™ de EPI son fácilmente incorporados a una gran variedad de productos plásticos sin que pierdan sus características. EPI trabaja conjuntamente con sus concesionarios (los fabricantes de productos plásticos) para ofrecer productos desechables, no contaminantes del medio ambiente, a precios razonables, a través de una combinación de programas de ventas y mercadeo, y reglamentaciones gubernamentales para la educación del consumidor.

Los mejores estimados indican que el consumo de productos plásticos, para uso una sola vez, alcanzan la cifra de 79 millardos (miles de millones) de libras por año, i.e. el equivalente a 12 libras por cada habitante. Prácticamente la totalidad de estos materiales son no degradables y prevalecen en el medio ambiente por largos períodos de tiempo. EPI ofrece una alternativa “amistosa” y responsable, tanto con el medio ambiente como con los consumidores, la cual modifica la estructura de los productos plásticos evitando la contaminación. Los aditivos TDPA™ degradarán y eventualmente biodegradarán un gran variedad de productos plásticos. Los productos plásticos se convertirán en agua, dióxido de carbón y biomasa en un corto período de tiempo, incorporando los plásticos que contienen los aditivos TDPA™ al ciclo biológico natural.