EPI y el Medio Ambiente

EPI y el Medio Ambiente

EPI desarrolla, fabrica, distribuye y vende aditivos químicos para los fabricantes de productos plásticos terminados, para las industrias de empaques, agrícolas y de compostage. Los principales aditivos vendidos por EPI, propietarios de EPI, para plásticos son aditivos oxo-biodegradables, Aditivos Plásticos Totalmente Degradables (TDPA™). El grupo de compañías EPI ha venido trabajando, desde comienzo de los años ’90, en el desarrollo de una tecnología de aditivos costeables que ayude en el manejo de las secuelas derivadas de la excelente estabilidad que tienen, en el tiempo, los productos fabricados con materiales plásticos convencionales. La tecnología de los Aditivos Plásticos Totalmente Degradables (TDPA™) acelera la rata a la cual los plásticos convencionales se degradan. Los productos plásticos que incorporan aditivos TDPA™ se desintegran y finalmente se biodegradan bajo condiciones normales de desecho de los productos.

La preservación del medio ambiente se ha convertido en material de primera plana del debate público y de las políticas gubernamentales de todos los países alrededor del mundo. Preocupaciones que van desde el calentamiento global y la salud humana, hasta los efectos de la polución y acumulación de basuras y la reutilización de materiales. El perfil y la importancia de estas consideraciones seguramente se incrementará en la medida en que la población mundial aumenta, los estándares de vida en los países menos desarrollados se mejoran y la impresión que dejan estas actividades en el medio ambiente se incrementa.

Esta tendencia ha creado la necesidad de nuevas estrategias, comportamientos y tecnologías. También ha creado oportunidades para las compañías que abastecen la cadena para satisfacer estas necesidades con productos y servicios innovadores que ganen competitividad en el proceso.

Algunas estadísticas claves en lo relacionado con la utilización de los plásticos son las siguientes:

  • En el año 2005, el mundo consumió un total de 235.000 millones de kilogramos de plásticos de todo tipo, para toda clase de usos.
  • Los plásticos son un material de empaque ideal debido a sus excelentes propiedades, bajo peso, excelente procesamiento y bajo costo. El 40% de todos los plásticos consumidos en Europa, y el 25% de los consumidos en los Estados Unidos de América fueron materiales de empaque.
  • Todo lo anterior es finalmente desechado después de un solo uso. En los países desarrollados, casi todo el material termina en rellenos sanitarios; en los países menos desarrollados, en basura y contaminación.
  • La gran mayoría de los materiales plásticos empleados en empaques pueden permanecer inmodificados por décadas, después de haber sido desechados.

La extremadamente larga vida de los plásticos convencionales limita su utilización en algunos casos tales como películas para películas de uso agrícola y es necesario desecharlos en rellenos sanitarios y otros rellenos.

La tecnología innovadora de EPI no es, de ninguna manera, la solución definitiva ni la única solución existente para los problemas relacionados con la permanencia en el medio ambiente de los materiales de empaque, pero es, de todos modos, un paso en la dirección correcta. La tecnología TDPA™ de EPI está basada en aditivos propietarios, para plásticos convencionales. Las resinas modificadas con los aditivos tienen propiedades físicas y de procesamiento prácticamente idénticas a las de las resinas no modificadas. Debido a esto y a su bajo costo al adicionarlos a los materiales convencionales, la tecnología de los aditivos TDPA™ de EPI es costeable y fácilmente adaptable a los procesos y productos existentes, y por lo tanto fácil de ganar la aceptación de los consumidores.